Reforma de la Ley 104

Si bien la Ciudad Autónoma de Buenos Aires fue pionera al adoptar legislación en materia de acceso a la información, a nivel global se han dado cambios significativos que aún hoy día están transformando la relación entre el Estado y la sociedad. La información, hasta finales del siglo XX era percibida como un recurso administrado por el poder al cual la ciudadanía tenía poco acceso; ahora, en cambio, la información se entiende como un bien público que debe ser puesto a disposición de la sociedad. Alrededor del mundo ha habido un incremento significativo de las demandas sociales por transparencia, rendición de cuentas, y participación en la toma de decisiones.

El objetivo de la reforma de la Ley 104, resalta el acceso a la información como derecho humano y como una herramienta para fortalecer la gestión pública. Una normativa de acceso a la información novedosa es fundamental para poner al Estado a la vanguardia de los procesos, a la vez que empodera a las personas en su participación en la vida pública y en el desarrollo de su vida privada.

Cabe destacar que para la elaboración de este proyecto de ley, y en línea con una democracia moderna, la Subsecretaria de Reforma Política y Asuntos Legislativos y la Dirección General de Seguimiento de Organismos de Control y Acceso a la Información del Ministerio de Gobierno implementaron un proceso abierto y participativo, llamado DialogandoBA. La iniciativa, tuvo como ejes el conocimiento para robustecer el contenido de las discusiones, la participación para garantizar una amplia incorporación de diversos puntos de vista y el consenso para dirimir puntos y opiniones encontrados. De este proceso, que incluyó una serie de tres mesas de diálogo, participaron funcionarios, legisladores, representantes del poder judicial, académicos, sociedad civil, estudiantes y representantes de poderes ejecutivos de diversas jurisdicciones. En las mesas se discutieron los elementos que una ley de acceso a la información debe contener, de las que se obtuvieron los insumos necesarios que integran el proyecto de ley presentado.

Los puntos más relevantes de la reforma están relacionados con la simplificación de los requisitos, la ampliación de los sujetos obligados a brindar información pública y la extensión de los tiempos de respuesta.  Además, se incorpora la figura de una instancia adicional reclamativa en el ámbito administrativo a fin de facilitar una vía gratuita, alternativa y previa a la judicial.

Por último, y en línea con la ley de Acceso a la Información Pública de Nación y de estándares internacionales vigentes, se incorpora un capítulo de Transparencia Activa que contiene información institucional, rendición de cuentas, desempeño de gestión que deberán ser publicados y difundidos de manera proactiva por los tres poderes. También incluye la publicación de información específica vinculada a las competencias de cada poder.